Entretenimiento

Asesinan a dos mandos y a dos exjefes policiacos

Nuevos Vecinos, Madrid, España
Theo sorprende al Milán - AS.com

Chilpancingo.— En la última semana, en diferentes hechos fueron asesinados dos directores de Seguridad Pública municipal y dos exmandos a manos del crimen organizado, de acuerdo con reportes policiacos.

El más reciente homicidio ocurrió ayer contra el exdirector de Seguridad Pública de Huamuxtitlán —en la región de La Montaña—, Fidel “N”, cuando se dirigía al ayuntamiento, donde un hombre más falleció.

La Fiscalía General del Estado (FGE) informó que alrededor de las 9:30 de la mañana, en el barrio del Rosario, hombres armados a bordo de una camioneta dispararon contra el exmando.

El hombre murió en el lugar, mientras que la otra persona falleció cuando recibía atención médica en el hospital comunitario de Huamuxtitlán.

El sábado, el director de la Policía de Pilcaya —en la región Norte del estado— Víctor Hugo Padilla Nava, fue encontrado muerto sobre la carretera que va al municipio de Zacualpan, en el Estado de México, luego de que un día antes fue levantado.

Según el reporte oficial, el mando estaba amarrado de pies y manos, con los ojos vendados y con huellas de tortura, además de que en el lugar fueron encontrados 15 casquillos de armas AR-15 y AK-47.

El viernes, en el fraccionamiento Costa Azul de Acapulco fue hallado el cadáver del exdirector de la Policía municipal y expolicía federal José Antonio Vargas Venancio. En el lugar de los hechos fueron encontrados cuatro casquillos percutidos de arma 9 milímetros.

Vargas Venancio fue director de la Policía de Acapulco de noviembre de 2018 a marzo de este año —ya con el gobierno de la alcaldesa morenista Adela Román Ocampo—. El exmando policiaco renunció después de que despidieron al exsecretario de Seguridad Pública municipal, el policía federal Giovanni Mejía Olguín.

Antes, la mañana del pasado martes, el director de Seguridad Pública del municipio de José Joaquín Herrera —en la región Centro—, Miguel Ángel Morales Meneses fue atacado sobre la carretera Chilapa-Hueycantenango.

De acuerdo con el reporte policiaco, alrededor de las 9:40 de la mañana, a la altura de la comunidad El Caracol, hombres armados dispararon contra el mando policiaco. Esta comunidad está cerca del puesto de revisión del Ejército y del poblado de Rincón de Chautla —en Chilapa—, donde los habitantes han denunciado el asedio de Los Ardillos.