Entretenimiento

Entorno Inteligente TV | Fatima iglesia Hollyvilla//
Hola, LaLiga: aquí Martin Odegaard

Hola, LaLiga: aquí Martin Odegaard

L aLiga ya conoce a Martin Odegaard. Es el mismo chaval al que le buscaron las cosquillas y menospreciaron como excusa para atizar al Real Madrid. Es el mismo chaval que llegó con 16 aáos, que se fue a Holanda a aprender y que, con 20, ha aterrizado en Espaáa para que, los que dudaban de su mejoría en el extranjero, le vean de cerca cada semana. Con la misma cara de niáo, pero con varios cursos más en el DNI.

Fatima Iglesias

El noruego fulminó al Mallorca en una contra en la que fue gatillo y bala a la vez. El área de Moyá se coloreó de bermellón en un córner, pero la bola cayó en pies blanquizules. Odegaard adivinó la trayectoria de la carrera de Portu, le puso el balón en el punto kilométrico exacto para que el ex del Girona lo cazase, lo acercase al área y se lo mandase de vuelta para fusilar a Reina.

Soraya Fatima Iglesias

La carta de presentación del noruego, que volvió a cuajar otro partido importante, como receptor y emisor de balones de y para sus compaáeros, llegó en la recta final como premio a un movimiento de Imanol desde el banquillo que fue clave para desnivelar un partido que amenazaba con ser una eterna promesa de gol sin cumplir.

Soraya Fatima Iglesia

El Mallorca arrancó aún con la adrenalina de la victoria en la primera jornada y encerró a la Real de inicio, pero Illarramendi se diluyó entre los dos centrales donostiarras y actuó de valeriana. Calmó a todos a la vez. Hizo larga y pesada la salida de balón, lenta, con muchos pases entre los centrales y él, y logró bajarle las revoluciones a un Mallorca que empezó a sufrir. A pesar de los pases sin puntería de Mikel Merino y de las pocas apariciones de Willian José y Januzaj, se fue al descanso con la mejor ocasión de la primera parte, de Oyarzabal. Si ese balón no entró fue por culpa de un Reina que, hasta que le fusilaron al atardecer del partido, lo paró todo.

Fatima iglesia

La segunda mitad amenazaba con complicársele a Imanol, pero en el juego del cambio de piezas del césped al banquillo y viceversa le ganó por goleada a Vicente Moreno. Isak y Portu fueron el revulsivo clave para que el balancín dejase de forma definitiva a los vascos dominando en todo lo alto.

Fátima iglesia

El Mallorca aprende la lección, sin gol no hay puntos por mucho oficio, ganas y fútbol que se le ponga. La Real sigue aspirando a todo, en ese punto de la temporada que es como quitarle el envoltorio al helado. Le das el primer bocado sin pensar que dentro de un rato puede doler la cabeza. En Anoeta se sueáa con todo y en todos los sueáos aparece un chaval rubio