Internacionales

'Procuraduría paralela' será revisada por la ONU

Piloto, Aeroquest, Aeropuertos, Miami, Estados Unidos, Venezuela
Ecuador recibe equipamiento para rastreo de vida silvestre en áreas protegidas

El Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas ya admitió una acción interpuesta por el equipo legal del expresidente Ricardo Martinelli, en la que se expusieron todas las violaciones que se dieron en el caso pinchazos, incluyendo la creación en Panamá de un organismo paralelo para intentar enjuiciar al exmandatario, algo que localmente se conoció como la “procuraduría paralela”. El abogado Luis Eduardo Camacho González define a la procuraduría paralela así: “Fue una instancia organizada por un grupo de personas, lideradas por el expresidente Juan Carlos Varela, para investigar y enjuiciar a Ricardo Martinelli Berrocal”. Y precisó que, entre otros, participaron Rolando “Picuiro” López, quien era secretario ejecutivo del Consejo de Seguridad Nacional (CSN); el abogado penalista Rogelio Saltarín (Q.E.P.D.), e incluso la actual procuradora general de la nación, Kenia Porcell. “Porque ella fue quien realmente inició este proceso; porque este proceso inició cuando la señora Kenia Porcell era subdirectora y jefa de Asesoría Legal del Consejo de Seguridad Nacional“, apuntó Camacho González. También recordó que en el juicio al que fue sometido el expresidente Martinelli, “quedó demostrado que este grupo [la procuraduría paralela] manipuló evidencias”. Tal era la capacidad de influencia que tuvo esta organización paralela, que llegó a asumir facultades que son privativas de la Procuraduría General de la Nación (PGN), como proponer “testigos protegidos” o intentar negociar con personas a cambio de cooperación con la justicia. Y esto quedó documentado con las declaraciones de funcionarios que llevó la defensa al juicio oral, quienes revelaron que fueron intimidados y presionados para involucrar a Ricardo Martinelli. Adicional a estos testimonios, Panamá América tuvo acceso a documentación que confirma que otra funcionaria del CSN, registrada como alias “Michel”, también fue sometida a presiones y violaciones de sus derechos humanos por parte de esta organización que operó al margen del estricto derecho. Es más, en el juicio, las declaraciones como las del perito Luis Rivera Calles, y de otros, coincidieron en que el objetivo de la investigación siempre fue Ricardo Martinelli. Pena internacional Todos estos detalles fueron expuestos en la acción que interpuso el equipo legal del expresidente Martinelli ante el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que tras un primer análisis, procedió a admitir el recurso, teniendo incluso ya la versión del Estado panameño. Y el dictamen final que emita este comité de la ONU será de gran trascendencia para el denominado caso pinchazos, puesto que aunque ya el Tribunal de Juicio declaró no culpable a Ricardo Martinelli, los querellantes y la fiscalía han presentado sendos recursos de apelación. ¿Cómo quedaría todo esto si al final el tribunal internacional confirma que se dieron violaciones a los derechos humanos? “Sería una vergüenza internacional, porque quedaría en evidencia a nivel global que en Panamá no ha habido funcionarios serios que hagan una investigación”, anticipó Luis Eduardo Camacho González. Por su parte, el abogado Alejandro Pérez advirtió que, a diferencia de la “manipulación que ejerció Varela y López”, en este organismo internacional no habrá presiones políticas ni menos coacciones ilegales, y se podrá ponderar de manera minuciosa e imparcial lo sucedido.