Entretenimiento

Rusia y Ucrania iniciaron cuarta ronda de negociaciones este lunes

“Desafortunadamente, el corredor humanitario en Mariúpol fue bloqueado (…) Hicimos todo lo necesario (…) Hicimos un alto el fuego (…) Las tropas rusas interrumpieron el movimiento de carga y autobuses (…) Lo intentaremos de nuevo (…) Hasta que podamos ayudar a nuestra gente”, declaró

Este lunes, 14 de marzo, Rusia y Ucrania iniciaron, de forma virtual, la cuarta ronda de negociaciones, con el objetivo de alcanzar un acuerdo de paz.

Las partes están expresando activamente sus posiciones, que ya han sido aclaradas (…) La comunicación es difícil, pero continúa”, comentó el representante del Gobierno ucraniano, Mykhailo Podoliak.

De igual forma, el diplomático indicó que las mayores “discordancias” radican en los sistemas políticos de ambos países, lo cuales son “muy diferentes”.

Ucrania es un país que mantiene el diálogo libre en la sociedad y un consenso obligatorio (…) Rusia practica, en definitiva, la supresión de su propia sociedad”, agregó.

Por otra parte, se conoció que durante este encuentro, Kiev solicitará a las autoridades rusas un alto al fuego, así como la retirada de las tropas euroasiáticas del territorio ucraniano.

Las posiciones de la delegación ucraniana antes de la cuarta ronda de negociaciones con representantes rusos el lunes permanecen sin cambios, y Kiev exigirá sobre todo un alto el fuego y la retirada de todas las fuerzas rusas del territorio ucraniano”, precisó.

Igualmente, el Presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, denunció que la asistencia humanitaria enviada a la ciudad de Mariúpol sigue bloqueada por parte de los militares rusos, quienes tomaron control de la localidad días atrás.

“Desafortunadamente, el corredor humanitario en Mariúpol fue bloqueado (…) Hicimos todo lo necesario (…) Hicimos un alto el fuego (…) Las tropas rusas interrumpieron el movimiento de carga y autobuses (…) Lo intentaremos de nuevo (…) Hasta que podamos ayudar a nuestra gente”, declaró.

Según las autoridades europeas, tras la invasión rusa, esta localidad ucraniana quedó despojada de varios servicios básicos, tales como el suministro de gas, electricidad, y calefacción. Además, hay escasez de agua, alimentos y medicinas.

Finalmente, el mandatario puntualizó que, hasta el momento, “han funcionado más de 10 corredores humanitarios” en todo el país.

En cuanto a la cantidad de desplazados ucranianos, la Agencia de la ONU para los Refugiados (Ancur) especificó que hasta el momento, se han datado unas 2,8 millones de salidas, la mayoría de ellas hacia Polonia (1,7 millones).

Dicho informe reveló que también se ha detectado un flujo de refugiados hacia Hungría (255 mil), Eslovaquia (204 mil), Rusia (131 mil), Moldavia (106 mil), Rumanía (84 mil) y Bielorrusia (mil 200). A estas cifras se le suman 304 mil desplazados que han escapado a países no fronterizos.

En otro sentido, el Secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin, informó que la Santa Sede “está haciendo todo lo posible” por mediar el conflicto entre Rusia y Ucrania, sin embargo, expresó que tras presentar la propuesta al ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, no se obtuvo respuesta.

“La oferta de la Santa Sede para mediar fue discutida personalmente en los últimos días con Lavrov (…) Hasta ahora no ha habido señales (…) No es importante que se acepte el ofrecimiento de la Santa Sede, pero lo importante es que, de cualquier manera, se ponga fin a todo lo que está pasando”, acotó.

Estas declaraciones son consecuente con los mensajes enviados por el Papa Francisco recientemente, quien pidió “poner fin a la masacre” en Ucrania.

“Ante la barbarie del asesinato de niños, de inocentes y civiles indefensos, no hay razones estratégicas que valgan (…) Solo se debe cesar la inaceptable agresión armada antes de que reduzca las ciudades en cementerios”, dijo el Sumo Pontífice desde la ventana del Palacio Apostólico.